En el nuevo milenio, los estímulos visuales son cada vez más intensos y el poder de las imágenes tiene más peso que nunca antes en la historia. Hoy todos tenemos una cámara en el bolsillo, desde la mañana y hasta la noche: tu teléfono celular, uno de los 2,5 mil millones de smartphones del mundo. Nos encanta sacar fotos y compartirlas. Las redes sociales están híper pobladas de elementos visuales, fotos e infografías. Así, el uso de imágenes es uno de los factores que define el éxito de un negocio en Internet.

De acuerdo con el especialista Jeff Bullas, el 60 % de los consumidores considera contactarse con un negocio si ve una imagen entre los resultados de búsqueda. A su vez, los artículos que se publican con imágenes reciben casi el doble de lecturas que aquellos que no tienen. Además, casi 7 de 10 personas definen que la calidad de una imagen asociada a un producto es “muy importante”. Y algo aún más sorprendente: 6 de cada 10 consideran que la calidad de la imagen es incluso más importante que la información específica que se provee.

Pensar en imágenes: cómo aprovechar el impacto visual de tu negocio

Si se consideran sólo los énfasis de color, eso podría aumentar el interés de los lectores hasta en un 80 %. Pero más allá de la experiencia del usuario, el uso correcto de las imágenes puede contribuir a aumentar las visitas y a reforzar la comunidad de clientes interesados en tu negocio.

Hasta no mucho tiempo, los especialistas en tráfico web organizaban sus estrategias alrededor de técnicas para optimizar los criterios de búsqueda, conocidas por los profesionales del marketing digital como Search Engine Optimization (SEO, o, en español, Optimización para Buscadores). Sin embargo, por mucho que se ajusten esos criterios, si una página web tiene un alto índice de rebotes (es decir, si los visitantes se quedan apenas unos segundos y luego se retiran casi sin mirar el sitio), esa página estará muy lejos de tener un buen lugar entre los resultados de búsqueda.

Es por esto que, más recientemente, se incorporó un nuevo factor a la ecuación del posicionamiento: el grado de interacción entre un consumidor y una marca, también conocido como engagement. En lugar de definirse por un sistema, el engagement se mide de acuerdo a las reacciones orgánicas de usuarios reales y únicos. Es aquí donde se define el éxito de la presencia digital de tu negocio, para lo cual también cabe plantear una fórmula: con más y mejores imágenes se pueden lograr más visitas, más clics y más interacción.

Con calidad, dos veces bueno.

Las imágenes de calidad tienen una importancia gigante para los contenidos web. Por esto es crucial saber elegirlas y utilizar apropiadamente los metadatos, es decir, los fragmentos de información que es posible asociarles para vincularlas con un tema. Al respecto, conviene nombrar los archivos con descripciones precisas, considerando los patrones de búsqueda más habituales. Por ejemplo, si un usuario necesita información sobre su mascota ideal, no buscará “perro” sino “cachorro Bulldog Francés”. La especificidad tiene valor. Por otra parte, conocer un poco de programación sirve para editar las etiquetas alternativas, lo cual contribuye a mejores prácticas de SEO. Si no es tu fuerte, no te preocupes: Gurú Perú ofrece esta clase de servicios junto con otras soluciones de marketing digital

También es importante privilegiar el uso de imágenes originales. Ya en 2010, un estudio demostró que los usuarios “ignoran por completo” a las imágenes genéricas y que hasta podrían ser negativas para los negocios.

Así como es una buena idea invertir en fotos originales, también es interesante generar infografías. De hecho, este tipo de contenidos se comparte hasta tres veces más que cualquier otro. Son de particular utilidad en las redes sociales: en Facebook, por caso, los posts que incluyen algún tipo de soporte visual se comparten 2,3 veces más que aquellos sin imágenes.

Con estos principios en mente, es posible reformular el uso de los recursos visuales para conseguir una mejor performance en la promoción de tu negocio. Para los usuarios, pocos estímulos tienen un impacto tan grande e inmediato como las buenas imágenes. Ya lo sabés: las imágenes valen más que mil palabras.

Desde gurú te acercamos éste y otros consejos para que sigas trabajando en mejorar tu web.

Tus potenciales clientes ya están en Internet, faltás vos Creá tu web

Flecha, regresar Regresar